Amaterasu_by_tattereddreams

Si consideramos que Japón tiene como símbolo el mismo sol, esto la convertiría en la Diosa mas importante de la mitología japonesa  y el símbolo de todo un país  pero ¿Que tanto sabes de ella?

Vamos a comenzar desde el principio, para todos los amantes de Japón no todo es anime, cosplays y video-juegos si en verdad quieres conocer Japón tienes que hacerlo por medio de su mitología y eso nos lleva a conocer a Amaterasu,  tambien llamada Ō-Mikami o Amateratsu quien es la diosa del Sol en el Sintoísmo y antepasada de la Familia Imperial de Japón  .

(Ōhiru-menomuchi-no-kami es otro de sus nombres y significa Diosa gloriosa que brilla en el cielo).

Es una de las deidades (conocidas como Megami) más importantes de Japón.

De acuerdo a la leyenda, Amaterasu estaba destinada a gobernar Takamaga-hara (El plano del cielo).

Y fue Amaterasu quien le enseñó a los hombres a cultivar arroz y tejer ropa.

Era una diosa hermosa y compasiva que gobernó tanto el sol y los campos celestiales de arroz que alimentaban el pueblo japonés. Uzume era una diosa menor, responsable de las risas y el jolgorio y estaba siempre cerca de ella.

La diosa Amaterasu  y la diosa Uzume son heroínas en mitos japoneses que son paralelos  a la mitología griega .
Uzume,  es recordada principalmente por el papel que jugó en traer a Amaterasu fuera de una depresión severa. La diosa Uzume llevo a Amaterasu de regreso  a sus responsabilidades celestiales y a asegurar la fertilidad de los cultivos.

 

Amaterasu era la deidad suprema japonesa que, junto con sus hermanos, gobernó los ocho millones de dioses. Ella y sus hermanos, el dios de la tormenta, Susanowo y el dios de la luna Tsukiyomi, compartieron  el poder de gobernar el universo. Amaterasu, como la diosa del sol, fue la responsable de iluminar el mundo y  asegurar la fertilidad de los campos de arroz.

Amaterasu fue también una consumada tejedora, con muchos asistentes que se  unieron a ella en el tejido de el  impresionante satén, seda y brocados por los que Japón es justamente famosa.

Su hermano Susanowo el dios de la tormenta era muy celoso del poder y la popularidad de la hermosa Amaterasu.

Por eso creo un alboroto, donde sacrificó un caballo joven (un animal sagrado para la diosa) y arrojó su cadáver ensangrentado en la sala de tejer de su hermana, destrozando los telares, arruinando las telas preciosas  y provocando  terror en las doncellas que estaban trabajando allí.

En algunas versiones del mito, uno de sus asistentes fue muerta en medio de tanta violencia. . . en otra versión, Amaterasu  fue herida cuando su hermano la atacó.
Amaterasu, deprimida y llorando por esta conducta de parte de su hermano, se alejó a una cueva oscura en las montañas y se negó a regresar a los cielos. Sin ella no había sol y los campos de arroz agonizaban en la noche sin fin, mientras que el pueblo tenia hambre.

Cientos de  dioses y diosas llegaron a la entrada de la cueva y  le rogaron para que saliera. Pero su dolor era tan grande que Amaterasu no se pudo mover aun con sus súplicas.

 

Finalmente, Uzume, la diosa de la alegría, se le ocurrió un plan. Los dioses rodaron un gran espejo de bronce frente a la entrada de la cueva mientras Uzume comenzó a bailar. Su frenética danza  de éxtasis, logro hacer que la multitud  riera con deleite.

Amaterasu podía oír la risa febril y  los tambores y la curiosidad hizo que mirara hacia  fuera de la  cueva y quedo  momentáneamente deslumbrada por su propio reflejo en el espejo de bronce y no pudo ver lo que estaba sucediendo.

Cuando ella fue más lejos, los dioses sujetaron a  Amaterasu y sellaron la entrada de la cueva para que ella no pudiera volver.

Su dolor se disipo con toda la alegría que  encontró a su alrededor, Amaterasu regresó a  casa y la luz una vez más brilló sobre la tierra.
En otro mito acerca de Amaterasu se cuenta que ella se enojó con otro de sus hermanos, el dios de la luna Tsukiyomi, porque mató a una diosa que  sentía lo había insultado. La diosa del sol Amaterasu le dijo a su hermano que ella nunca volvería a verlo. . . por lo que en la mitología japonesa se explica por qué el sol y la luna aparecen en diferentes momentos en el cielo.

Las diosas Amaterasu y Uzume nos enseñan sobre el poder curativo de la risa y la danza y nos recuerdan que a menudo podemos encontrar la curación y la sabiduría en el humor y los placeres de los sentidos.

Finalmente Amaterasu se reconcilió con su hermano  Susanowo después  de que él mató a la serpiente de ocho cabezas que había estado aterrorizando el país y le entregó la espada que fue elaborado a partir de su cadáver.

La historia de su nacimiento es intrigante:

Izanami era la diosa de la creación y de la muerte. Ella y su hermano mayor y también  marido Izanagi crearon las muchas islas de Japón y ella dio a luz a muchos de los dioses,

Izanami, murió después de dar a luz a un dios del fuego. Lleno de desesperación,  Izanagi  mató al joven dios que había dado a luz su esposa y se dirigió a los infiernos para traerla de regreso a la tierra de los vivientes. Por supuesto, él no pudo hacerlo.

Durante el rito de limpieza requerido después de su regreso del inframundo, Izanagi tuvo a Amaterasu (la diosa del sol), quien salió de su ojo izquierdo, Tsukuyomi. (El dios de la luna), quien salió de su ojo derecho  y a Susanowo (dios de la tormenta) que fue dado a luz a través de su nariz. Izanagi murió después de tenerlos.

Izanami y Izanagi fueron la última de las siete generaciones de dioses anteriores a la trinidad de Amaterasu, Susanowo  y Tsukiyomi. Pero la línea de la diosa Amaterasu seguirá siendo una poderosa influencia en Japón.

Entre su descendencia esta: Konohana Sakuya,  la diosa de los volcanes
(Mt. Fuji, en particular)  representada por la flor de cerezo japonés (sakura) que es otro símbolo omnipresente de Japón.

También fue la bisabuela de Jimmu, el primer emperador de Japón.

De ahí que toda la dinastía  de emperadores proviene directamente de ella.

 

Ahora si,  sabiendo esto te aseguro que te será mas sencillo ir comprendiendo mas acerca de la historia,  forma de vida y todas esa curiosidades que rodean la vida de los japoneses.

 

 

 

Diosa-del-Sol-Amaterasu_3