El arte Japonés como toda representación artística en general nació de la necesidad de expresar ideas o emociones al mundo, de una manera estética y armónica.

Principalmente en el arte Japonés lo que prima es la necesidad de expresar lo místico del Budismo, donde lo vacío es la fuente primaria del sentido, de la plenitud, la belleza y la expansión vital.

Se cree en la existencia de múltiples fuerzas invisibles, dioses locales, genios protectores, poderes que mueven tanto al cosmos como a los humildes objetos.

En el arte japonés se imita la armonía de la Naturaleza, se evoca a los dioses que forman la sustancia de las cosas. Lo cual puede apreciarse en muchas famosas obras realizadas en la antigüedad.

En la siguiente pintura puede observarse claramente el mundo natural- montañas, nubes, ríos, el océano – , los cuales son representadas a menudo en el arte Japonés. En donde el agua, u ondas, representan el poder y la resistencia.

Actualmente se tienen múltiples y muy contrastadas de formas de arte Japonés, pero en este caso solo se hace alusión al arte proveniente de periodos más antiguos.10168171_10152888540036068_5210441976594288525_n